Hoy por hoy la siento mi profesión.
Estoy en proceso de aprendizaje, voy buscando mi estilo a medida que voy incorporando nuevos conocimientos.
Poder ser creativo desde muchos, diferentes e inimaginables ángulos es algo que me encanta.
Para mi lo más importante es la manera correcta de hacer y ser, por eso me perfecciono noche a noche en la técnica y “el detalle”.
Cuando uno disfruta lo que hace, se nota y eso forma parte del sabor.